Cuantas damas de honor hay en una boda

¿Cuántas damas de honor debo tener?

Planear tu boda no es fácil. Todo el mundo tiene consejos. Todo el mundo tiene una opinión. Y eso es sólo la gente que conoces. Si leyeras sólo la mitad de los libros, folletos, páginas web, etc. que se han escrito en el último medio siglo sobre etiqueta y protocolo en las bodas, ¡estarías leyendo y planificando hasta tu jubilación! Entonces, ¿cómo elegir los consejos que hay que seguir y qué recursos son los más relevantes?

Por desgracia, no podemos ayudarte con la primera parte de la pregunta: Tendrás que librar tus propias batallas con la tía Frances y la abuela Helen sobre la disposición de los asientos. Sin embargo, podemos indicarte los recursos más útiles: libros, revistas y sitios web que te dicen lo que necesitas saber, no lo que tienes que hacer (a continuación se incluye una selección de recursos). Nos limitamos a hablar de lo que mejor sabemos: información y consejos para “gestionar” a tus damas de honor. Nos abstenemos de decirte lo que tienes que hacer, porque tu creatividad e imaginación son las que harán que tu celebración de la boda sea memorable. Nos limitaremos a proporcionar un poco de ayuda en el camino.

Повратне информације

Al fin y al cabo, no quieres ofender a nadie ni hacer que alguien se sienta excluido. Y ¿tienen que ser todos del mismo grupo de amigos? También es posible que haya miembros de la familia que te digan a quién “deberías” preguntar, como tu prima segunda Sarah, con la que hablaste por última vez durante 10 minutos hace 15 años.

Antes de que empieces a preguntar si quieres ser mi dama de honor, y de que te arrepientas más tarde, es conveniente calcular exactamente el número de damas de honor que quieres tener en tu boda. Números antes que nombres: decide cuántas plazas tienes antes de intentar llenarlas.

El número medio de damas de honor en el Reino Unido puede ser de tres, pero tienes que decidir lo que te conviene. A continuación te explicamos cómo encontrar el número adecuado de damas de honor para tu gran día: sólo tienes que hacerte unas sencillas preguntas.

Si tienes que pagar los vestidos de las damas de honor -por no hablar del peinado, el maquillaje y los accesorios-, los costes aumentarán cuantas más personas tengas. También tienes que tener en cuenta los pequeños extras, como los regalos de las damas de honor. Si tienes un presupuesto ajustado, reduce las damas de honor al mínimo. Es mejor tener dos a las que puedas tratar de verdad que 10 con poco dinero.

3 damas de honor

Las redes sociales están plagadas de decenas de señoras sonrientes y perfectamente peinadas vestidas con pijamas de seda a juego acurrucadas alrededor de la novia, pero ¿es esa la realidad?    Parece ideal que todas tus amigas estén presentes en cada momento de tu boda, pero pedir a todas tus amigas que estén en tu fiesta tiene muchas consecuencias inesperadas.

Este es tu día, así que rodéate de quienes son las relaciones más solidarias y significativas que has atesorado a lo largo de tu vida.    El hecho de que hayas estado en la boda de tu amiga, no significa que ella tenga que estar en la tuya.    Y no te preocupes por ninguna regla sobre cuántos deben ser en tu fiesta o que tengas que coincidir con el número que tiene tu pareja.    Según Priceonomics Data Studio, la media de las bodas en Estados Unidos es de 4,39 damas de honor, así que si tienes cuatro estás por debajo de la media y si tienes cinco estás por encima.    Hay muchas cosas a tener en cuenta a la hora de decidir tu fiesta.

¿Cuántos padrinos de boda hay?

Muchas novias se preguntan: ¿cuántas damas de honor debo tener? Puede ser difícil decidir cuando tienes muchos miembros de la familia o amigos que son todos potenciales damas de honor. Si no estás segura de cuántas elegir, o de cómo seleccionar a tus damas de honor, aquí tienes algunos consejos que te ayudarán a tomar la decisión.

Desde un punto de vista práctico, podrías relacionar el número de damas de honor con el tamaño de tu boda. Se acostumbra a tener una dama de honor y un ujier por cada cincuenta invitados, así que si vas a celebrar una boda pequeña e íntima sólo tienes que pedírselo a tu mejor amiga, y si vas a celebrar una fiesta extravagante para trescientos, puedes optar por seis damas de honor.

La elección de las damas de honor puede convertirse a veces en un campo de minas emocional cuando se trata de elegir entre los miembros de tu familia o la de tu futuro cónyuge. A veces se puede aplicar la regla del “todo o nada” en este contexto: puede que tengas que comprometerte a pedir a ocho primas/hermanas/sobrinas que sean damas de honor, o renunciar a la vía de los parientes y optar por dos o tres amigas íntimas.