Ir de blanco en una boda

Top blanco para invitados de boda

De vez en cuando, en los rincones oscuros de los foros de bodas y en los susurros de las despedidas de soltera, surge esta pregunta que lleva tiempo haciéndose. Tal vez ahora sea un buen momento para hacerla, después de todo, en una época de novias no tradicionales, bodas entre personas del mismo sexo, y la relajación general de la tradición, ¿es esta una regla de la boda que se puede romper? En casi todos los casos, la respuesta es un sincero e innegociable NO. El blanco está tan intrínsecamente ligado a los huesos de la ceremonia nupcial que cualquiera que lo lleve en calidad de no-novia se siente como un intruso. ¿Por qué querrías caminar por la cuerda floja de la ofensa llevando el único color del arco iris que puede causar un problema? Para muchas novias, novios e invitados a la boda, un asistente de blanco se siente como un intento de eclipsar los procedimientos, sea esta la intención o no.

Esto es muy común. Puedes tener flores sobre un fondo blanco, un panel blanco sobre un vestido de color o un diseño blanco sobre un color base. Sé prudente y deja de lado todo lo que tenga más de un 25% de blanco, crema o marfil. Hay muchos vestidos en el mar.

¿Puedo llevar zapatos blancos en una boda?

Cuando se trata de la etiqueta de los invitados a una boda, hay muchas tradiciones y reglas que han cambiado en los últimos años, pero una pregunta de etiqueta sigue siendo una de las más planteadas: ¿Se puede ir de blanco a una boda? Aunque resulta que los colores que antes se consideraban tabú (el negro, por ejemplo) ahora son totalmente aceptables para ir a (la mayoría de) las bodas, todavía hay ciertos colores que no se deben llevar a una boda, incluyendo algunos que podrían sorprenderte.

Así que, de una vez por todas, ¿se puede ir de blanco a una boda? Resulta que el blanco sigue siendo el principal color que no se puede llevar a una boda. El ochenta por ciento de las novias llevan el blanco a su boda, y es importante que una novia destaque en su boda. Incluso si no es la intención, una invitada vestida de blanco puede ser vista como un intento de eclipsar a la novia, y eso es definitivamente un no-no.

Lo hemos oído un millón de veces: “Pero el traje que quiero llevar no es blanco, es marfil”. Marfil, blanco roto, crema, cáscara de huevo, vainilla, hueso… llámalo como quieras, pero si se acerca al blanco, no lo lleves. Además, manténgase alejado de las telas con patrones que sean mayoritariamente blancos o marfil; por ejemplo, flores, lunares o rayas. Todo lo que pueda interpretarse como blanco o marfil será mal visto en una boda.

Colores de los invitados a la boda

Cuando se trata de la etiqueta de los invitados a una boda, hay muchas tradiciones y reglas que han cambiado en los últimos años, pero una pregunta de etiqueta sigue siendo una de las más planteadas: ¿Se puede ir de blanco a una boda? Aunque resulta que los colores que antes se consideraban tabú (el negro, por ejemplo) ahora son totalmente aceptables para ir a (la mayoría de) las bodas, todavía hay ciertos colores que no se deben llevar a una boda, incluyendo algunos que podrían sorprenderte.

Así que, de una vez por todas, ¿se puede ir de blanco a una boda? Resulta que el blanco sigue siendo el principal color que no se puede llevar a una boda. El ochenta por ciento de las novias llevan el blanco a su boda, y es importante que una novia destaque en su boda. Incluso si no es la intención, una invitada vestida de blanco puede ser vista como un intento de eclipsar a la novia, y eso es definitivamente un no-no.

Lo hemos oído un millón de veces: “Pero el traje que quiero llevar no es blanco, es marfil”. Marfil, blanco roto, crema, cáscara de huevo, vainilla, hueso… llámalo como quieras, pero si se acerca al blanco, no lo lleves. Además, manténgase alejado de las telas con patrones que sean mayoritariamente blancos o marfil; por ejemplo, flores, lunares o rayas. Todo lo que pueda interpretarse como blanco o marfil será mal visto en una boda.

Qué llevar a una boda

Hemos incluido productos de terceros para ayudarle a navegar y disfrutar de los momentos más importantes de la vida. Aunque las ceremonias matrimoniales siguen evolucionando, hay una regla general que se mantiene: hay que evitar a toda costa ir de blanco a una boda. Sin embargo, con muchas parejas que optan por códigos de vestimenta únicos, ceremonias relajadas o temas de estilo atrevido, es posible que te preguntes: ¿Se puede ir de blanco a una boda? Se trata de una pregunta de etiqueta muy común en las bodas, que todavía hoy desconcierta a los invitados. Y aunque cada boda es diferente, algunas reglas no cambian. Por lo tanto, ¿se puede ir de blanco a una boda? Para ayudar a resolver este complicado tema, hemos consultado a expertos del sector para que compartan su opinión al respecto.

¿Se puede ir de blanco a una boda? En general, no es apropiado que los invitados vayan de blanco a una boda. “Cuando eres una invitada a una boda, lo más importante que debes tener en cuenta es no eclipsar ni molestar a la novia”, dice la diseñadora de vestidos de novia Madeline Gardner. “Es seguro alejarse de cualquier traje en el que predomine el blanco, el crema o el marfil”. “Ese color está reservado para que lo lleve la novia en la boda”, añade Anthony Navarro, director creativo de Liven It Up Events. “Es una regla no dicha que no se debe vestir de blanco”.