Organiza tu boda paso a paso

Ceremonia de boda

Una boda es una ocasión divertida y alegre, y el proceso de planificación está lleno de emoción y anticipación. Con algo de tiempo, paciencia y un poco de flexibilidad, puedes crear un día hermoso y memorable para ti y tu futuro cónyuge. La planificación de una boda es complicada, así que tendrás que investigar a fondo sobre la marcha. Mientras tanto, hay algunos pasos básicos que puedes dar para empezar. Empieza por fijar un presupuesto firme, luego trabaja con tu pareja para fijar una fecha y confeccionar la lista de invitados. Una vez hecho esto, puedes empezar a concretar los muchos pequeños (y no tan pequeños) detalles que conlleva una boda.

Resumen del artículoPara planificar tu boda, empieza por establecer un presupuesto y un calendario para que todo esté listo. Elige una forma de llevar el control de las facturas y los costes, como una aplicación de planificación de bodas o una hoja de cálculo. A continuación, decidan la lista de invitados, elijan el lugar de celebración, el tema o la combinación de colores y fijen la fecha del gran día. De 6 a 8 meses antes de la boda, selecciona el menú de la comida y encuentra un oficiante para casarte. Con unos 6 meses de antelación, haz las invitaciones para que tengas tiempo de enviarlas al menos 2 meses antes de la boda. Para saber cómo planificar la ropa y los accesorios de la boda, ¡sigue leyendo!

Aplicación para bodas

La planificación de una boda es tan emocionante como abrumadora para muchas parejas. Por eso, para ayudar a desglosar este gran proceso, hemos descrito la mejor manera de planificar una boda junto con consejos sobre a quién pedir ayuda para planificarla. Nuestra guía de planificación de bodas le pondrá en el camino correcto.

La mayoría de las parejas planean 12 meses más o menos para planear una boda, pero eso no significa que tengan que tener un calendario de 12 meses. Algunas parejas necesitan 18 o 24 meses para planificar, mientras que otras consiguen la boda de sus sueños en 6 meses o menos. Si una pareja quiere ahorrar para el día de su boda o tomarse su tiempo con el proceso de planificación, cuanto más tiempo de compromiso tengan, mejor, mientras que algunas parejas están listas para empezar a planificar en el momento en que se comprometen.

Siempre va a haber estrés en torno a la planificación de la boda; pero puede ser útil, cuando te encuentres con el estrés de la planificación de la boda, tratar de identificar la fuente. Para algunos, se trata de problemas familiares, mientras que para otros el estrés está relacionado con el presupuesto y el pago de la boda. No importa cuál sea el origen del estrés, una vez que puedas identificar la fuente, podrás empezar a encontrar una manera de aliviarlo.

Pasos de la boda

La ceremonia no religiosa requiere mucha preparación previa (representa de 30 a 40 horas de trabajo) y una gran implicación de la pareja en su organización. La noción de compromiso y de compartir es muy importante. ¿Se pregunta por dónde empezar a organizar su ceremonia no religiosa? Este tipo de ceremonia es la que eligen las parejas no religiosas, los futuros novios de distintas confesiones, los divorciados que no pueden casarse por la iglesia o los que quieren algo más que una simple visita al ayuntamiento y desean personalizar su ceremonia. La ceremonia laica cuenta una historia, SU historia, la historia de su amor. No tenéis que caer en los tópicos de un amor de color rosa caramelo demasiado tonto para vuestro gusto, ¡y eso es lo bueno! Porque sí, la ceremonia es lo que tú quieres que sea, ¡así que es perfectamente a tu imagen y semejanza!

En cuanto a todos los gastos de tu boda, determina el presupuesto que puedes dedicar a tu ceremonia. De media, deberías contar a partir de 2.500 euros, dependiendo de lo que incluya o no el servicio del oficiante:

Cómo planificar un banquete de bodas

La planificación de una boda puede resultar a veces bastante abrumadora. Aunque las parejas suelen contratar a profesionales para que les ayuden a gestionar los planes de la boda, hay muchas razones por las que también pueden optar por asumir la mayoría de las responsabilidades por su cuenta. Tal vez estén trabajando con un presupuesto ajustado para la planificación de la boda o tal vez simplemente les gusten todas las posibilidades de bricolaje; en cualquier caso, son muchos detalles adicionales, pero es posible planificar la boda de tus sueños por tu cuenta.

La organización es la clave para mantener todo en orden cuando te enfrentas a decisiones, listas, plazos y la vida cotidiana. El primer paso es asegurarse de que tienen tiempo suficiente para planificar la boda. Un calendario más largo es su amigo aquí – apunte a alrededor de un año, si es posible. Y no te olvides de involucrar a tu pareja en este paso. La boda debe representaros a los dos, juntos como pareja.

¿Por dónde empezar? Nosotros lo tenemos claro. Sólo recuerda tener una cosa muy importante en mente: Intenta divertirte. Al fin y al cabo, es vuestra boda. No te obsesiones con los pequeños detalles y céntrate en lo verdaderamente importante: celebrar el amor que compartís y casaros, todo ello rodeados de vuestros amigos y familiares.