Vestidos de invierno boda

Vestidos de novia vintage

Los meses de invierno son estadísticamente la época del año menos popular para casarse, pero en realidad, las bodas de invierno están muy infravaloradas. Toda la estación está llena de encanto y magia (especialmente cuando nieva), y el espíritu de celebración de las fiestas puede aportar una mayor sensación de unión a su gran día. Elegir una combinación de colores para una boda de invierno será una parte importante del proceso de planificación si te casas entre noviembre y marzo, y tenemos muchas ideas para ayudarte. Tanto si estás imaginando una boda con temática navideña como si buscas ideas alternativas para una boda de invierno, hemos seleccionado algunas de nuestras combinaciones de colores favoritas para que puedas empezar.

Los colores de temporada, como el rojo, el burdeos, el verde esmeralda y el azul marino, son algunos de los más populares en las bodas de invierno. Tanto si eliges uno de estos colores como si utilizas una combinación de varios, los tonos joya más oscuros que naturalmente vemos mucho durante los meses más fríos añadirán riqueza y glamour a la decoración de tu boda de invierno. El oro y la plata metálicos también son muy apropiados para una boda de invierno, ya que añaden un elemento de brillo que es a la vez festivo y romántico.

Vestido de novia original

¿Estás planeando una boda en diciembre, enero o febrero? Vístete para la temporada con mangas de encaje, capas intrincadas y envolturas cálidas. ¿Estás lista para encontrar el vestido perfecto para tu boda de invierno? Sigue leyendo para conocer algunas ideas de vestidos de novia de invierno para empezar.

Las capas son imprescindibles para un día de boda invernal, considera un vestido de gala con infinitos metros de organza, encaje o tul. Los vestidos de gala con encaje y pedrería son perfectos para un look de novia más tradicional. Si quieres un toque más actual, prueba con un vestido de gala elegante y sin adornos para un estilo de novia moderno y sofisticado. Si el clima es aún más frío, ponte mallas debajo del vestido para estar más abrigada (¡nadie lo notará!).

La mezcla de texturas añade calidez y profundidad a tu look nupcial invernal. Un vestido con una combinación de encaje adornado y pedrería tonal imita la complejidad de un copo de nieve. Puedes optar por un vestido de encaje integral o uno con toques de encaje perfectamente colocados.

Un precioso vestido con mangas largas adornadas con encaje evitará que tus brazos pasen frío en el gran día. Independientemente de la silueta que elijas, las mangas largas son la forma perfecta de mostrar más detalles de encaje o de pedrería en tu vestido. Además, un tejido ilusión hace que esta cobertura sea elegante y añade otra dimensión a tu look.

Vestido de novia sin espalda

Somos una boutique de novias lujosa pero asequible para las novias modernas y sus amigas.  Amamos a las mujeres y celebramos la positividad corporal y el amor propio. Nuestros diseñadores y vestidos de novia, cuidadosamente seleccionados, te ayudarán a reconocer y apreciar tu propia belleza física. Cualquier forma. Cualquier talla. Cualquier edad. A qué esperas.

Una sinfonía de feminidad y romance, Wisteria es una historia de amor en sí misma. Exquisito, este vestido te ofrece todo el confort y la estructura, haciéndolo fácil de llevar para que te veas y sientas glamurosa cada minuto de tu día.

Vestido de novia de verano

Las bodas de invierno son ideales para las novias. La estación en sí es una época del año muy romántica, pero también tiene la ventaja de permitir a las novias entusiastas planificar un conjunto completo en lugar de sólo el vestido. Así es, hay capas en juego aquí, lo que le permite planificar un hermoso vestido, accesorios impresionantes, y las pieles reales o fuera envolturas exteriores. Ponte el cinturón y echa un vistazo a estos trajes de novia de invierno.

Los colores de las bodas de invierno son paletas que se mezclan con las tonalidades naturales de la estación, o las contrastan de forma complementaria. La combinación más popular de azules escarchados y profundos, rojos y burdeos, y verdes esmeralda buscan crear una apariencia regia.

Sí, ciertamente se puede. De hecho, todo el atractivo de las bodas de invierno suele estructurarse en torno a los opuestos. El rojo y el verde, el fuego y el hielo y, en este caso, el calor y el frío son opciones muy apropiadas. Además, esta elección es muy práctica. Un vestido de novia sin mangas te permite estar fresca en el interior y te protege de los elementos cuando llega el momento de salir al exterior.